NY Yankees field trip - 2nd Grade
Principal Blog Post - May 2018

Staying Focused

Spring is in the air and with it comes a highly communicable disease– Spring Fever. You may have noticed some of the symptoms in your children (our even yourself). They include a faraway look, reluctance to focus on school or chores, and an increased desire to be out of doors particularly in the evening. While we have all waited so long for spring, it is important that all of our scholars stay focused.

Melissa Kay writer and strategist in the area of family offers a number of suggestions for keeping scholars on track in spring. They include:

Discuss rules and expectations.

Rules and expectations are especially important for kids the season changes and days are longer

Remind your child what you expect—and what he can expect. (You can even write it down and put it in a central spot.) When she’s done with chores, she can go out and play. Once he’s read for 30 minutes, he can watch TV. Being clear about these kinds of expectations can help your child focus on his work and get it done.

Stick to routines.

In springtime, nature’s schedule changes. But just because it’s light outside later in the day doesn’t mean your family schedule should change. It’s important to stick to a regular routines.

Your child may want to stay up a lot later, or go back out to play after dinner, for instance. Resist the temptation to stray from your usual routine. Even during spring break, routines such as bedtime should be around the same time. Make a list of the non-negotiables and stick to them.

Use reminder tools.

Phone apps, checklists and even kitchen timers can remind your child to stay focused on what she needs to do. These tools can also give her a sense of when she will be able to do the things she’s looking forward to now that the weather is nicer. Reminder tools can motivate him to stick to his task and get the job done.

Encourage exercise.

There’s a built-in benefit to warmer weather: It lets kids blow off steam and burn more energy outdoors. Studies show that exercise can actually help kids focus. So encourage your child to go for a run, ride a bike or play outdoor games like tag. Have her sign up for a sport.

If playing a sport means you have to adjust the regular routine a bit, that’s fine. Just make sure there are still clear expectations.

Keep school top of mind.

For many kids, school seems less important in springtime. After all, which would you rather do if you were a kid? Math worksheets or sidewalk art? Keep reminding your child that even though it’s nice out, school is still in session and he needs to make it a priority.

Learning doesn’t have to stop during breaks, either. Make your outdoor activities educational. Explore nature. Visit historical sites. And be sure to help your child keep track of the days during break so she’s not surprised when it’s time to go back to school

Leave room for exceptions.

If you allow a little wiggle room, the gratitude may go a long way. Try letting your child do his homework outside. Or stay up half an hour later on spring break or holiday weekends.

If it means you have to give an extra reminder when it’s time to come in and get ready for bed, don’t worry. Compromising every now and then won’t affect his overall ability to focus. And it might make him more motivated to get done the things he has to.

 

Mantenerse enfocado

 


La primavera está en el aire y con ella viene una enfermedad altamente contagiosa-- fiebre de primavera. Es posible que haya notado algunos de los síntomas en sus hijos (incluso usted mismo). Incluyen una mirada distante, renuencia a centrarse en la escuela o las tareas domésticas, y un mayor deseo de estar al aire libre, especialmente en la noche. Si bien todos hemos esperado tanto para la primavera, es importante que todos nuestros estudiantes se mantengan enfocados.


La escritora y estratega Melissa Kay en el área de la familia ofrece una serie de sugerencias para mantener a los estudiantes enfocados en primavera. Incluyen:

 

Hablar de reglas y expectativas.

Las reglas y expectativas son especialmente importantes para los niños, los cambios de temporada y los días son más largos

Recuérdele a su hijo lo que espera y lo que puede esperar. (Incluso puede escribirlo y ponerlo en un lugar central.) Cuando termine con las tareas domésticas, puede salir y jugar. Una vez que lo leen durante 30 minutos, puede mirar televisión. Tener claridad acerca de este tipo de expectativas puede ayudar a su hijo a enfocarse en su trabajo y lograrlo.

 

Aténgase a una rutina. 

En primavera, el horario de la naturaleza cambia. Pero el hecho de que haya luz afuera más tarde en el día no significa que su agenda familiar debería cambiar. Es importante seguir una rutina regular.

Es posible que su hijo desee quedarse despierto mucho más tarde o salir a jugar después de la cena, por ejemplo. Resista la tentación de desviarse de su rutina habitual. Incluso durante las vacaciones de primavera, las rutinas como la hora de acostarse deben ser más o menos al mismo tiempo. Haga una lista de las cosas que no son negociables y cúmplalas.

 


Use herramientas de recordatorio.


Las aplicaciones de teléfono, las listas de control e incluso los temporizadores de cocina pueden recordarle a su hijo que se mantenga enfocado en lo que necesita hacer. Estas herramientas también le pueden dar una idea de cuándo podrá hacer las cosas que espera con ansias ahora que el clima es más agradable. Las herramientas de recordatorio pueden motivarlo a cumplir con su tarea y hacer el trabajo.

 

Fomente el ejercicio.

 

Hay un beneficio incorporado para el clima más cálido: permite que los niños queman más energía al aire libre. Los estudios demuestran que el ejercicio en realidad puede ayudar a los niños a concentrarse.

Así que anime a su hijo a salir a correr, andar en bicicleta o jugar al aire libre como una etiqueta. Haz que se registre para un deporte.


Si jugar un deporte significa que tienes que ajustar un poco la rutina regular, está bien. Solo asegúrate de que aún existan expectativas claras.

 


Mantenga la escuela en primer lugar.

 

Para muchos niños, la escuela parece menos importante en primavera. Después de todo, ¿qué preferirías hacer si fuera un niño? Hojas de trabajo de matemáticas o arte de acera? Sigan recordandole a sus hijo que la escuela todavía está en sesión y él debe priorizarla.


El aprendizaje no tiene que detenerse durante los descansos, tampoco. Haga que sus actividades al aire libre sean educativas tales como explorar la naturaleza. Visitar sitios históricos. Y asegúrese de ayudar a su hijo a realizar un seguimiento de los días durante el receso para que no se sorprenda cuando sea el momento de volver a la escuela

 


Deje espacio para excepciones.

 

Si permite un poco de margen de maniobra, la gratitud puede recorrer un largo camino. Intente dejar que su hijo haga su tarea afuera. O quédese media hora más tarde en las vacaciones de primavera o los fines de semana festivos.


Si esto significa que debe dar un recordatorio adicional cuando llegue la hora de ir a la cama y alistarse para la cama, no se preocupe. Comprometerse de vez en cuando no afectará su capacidad general de concentración. Y podría hacerlo sentir más motivado para hacer las cosas que tiene que hacer.